No existen restricciones oficiales en Nicaragua, excepto que las personas que viajan a Nicaragua deben presentar una prueba de PCR negativa que tenga menos de 72 horas. La vacunación está en curso, pero como a Nicaragua le resulta difícil obtener suficientes vacunas, el progreso es lento. La epidemia se calmó desde agosto-septiembre de 2020, pero estalla de vez en cuando. Todos los negocios están abiertos, incluidas las playas, los parques, los museos, etc. y la mayoría de los hoteles y restaurantes.

Mantenemos nuestro hotel y restaurante abiertos de forma normal, pero hemos tomado algunas medidas para asegurar la salud de nuestro personal y nuestros clientes. Se controla la temperatura del personal cuando entra a trabajar, y también se chequea la temperatura de nuestros clientes. El personal usa mascarilla cuando atiende a los clientes. Hemos elevado aún más nuestro nivel de limpieza y hay desinfectante (alcogel) disponible en la recepción y el restaurante.

El aeropuerto de Managua está abierto y actualmente operan tres aerolíneas: COPA a Panamá, Avianca a San Salvador y Miami y Aeroméxico a la Ciudad de México. No está claro cuándo las aerolíneas restantes reiniciarán los servicios (United Airlines, American Airlines y Spirit).